DISFONÍA, CAUSAS E INTERVENCIÓN

Escrito por marlonaje 15-06-2011 en General. Comentarios (6)

-DEFINICIÓN BREVE

 

La Disfonía es la pérdida del timbre normal de la voz por trastorno funcional u orgánico de la laringe. Esta alteración, puede manifestarse a cualquier edad desde que se inicia la producción de sonidos. El sonido generador  de la voz se origina por la vibración de las cuerdas vocales, situadas en la laringe. Esta vibración se produce a su vez, por el paso de un flujo aéreo proveniente de los pulmones, que origina modificaciones de presión sobre el espacio situado entre ambas cuerdas vocales. Una vez que el sonido es originado por las cuerdas vocales, este puede ser modulado por los espacios aéreos situados en la laringe supra glótica y oro rinofaringe, que denominamos cavidades de resonancia. Cuando existe un problema en las cuerdas vocales, esta vibración es defectuosa y la voz sale con alteraciones ( voz ronca, rasposa, apagada, entrecortada, etc.)

 

La afonía es la alteración máxima de la disfonía, que sería la pérdida total de la voz.

 

La voz tiene unas posibilidades limitadas de uso que dependen de cómo se sepa utilizar y de la capacidad de cada persona para el habla, por lo que la en la mayoría de los casos la causa de la disfonía es el mal uso y abuso vocal, es decir el esfuerzo vocal.

 

La voz se utiliza mal sobre todo al gritar o al hablar fuerte de forma prolongada, puesto que se ejerce una excesiva tensión muscular sobre la laringe, la región de cuello y los hombros. Esto contribuye a que las cuerdas vocales se congestionen e inflamen, lo que dificulta su normal vibración y hace que produzca un sonido sucio, alterado, que es lo que comúnmente se denomina “voz ronca”.

 

Si se trata de un episodio puntual (hablar fuerte por estar en una discoteca, en un concierto…) y después de ello no se vuelve a forzar la voz durante unas ocho o diez horas, la disfonía puede desaparecer sin más. Pero si ese periodo de recuperación no se cumple y se vuelve a abusar, la inflamación se podría convertir en permanente.


1. TIPOLOGÍA:

 

 DISFONÍA FUNCIONAL  Es la alteración de la voz sin lesión anatómica en los órganos fonatorios. Son las disfonías más frecuentes. (65-75%).

 

            Hay varios tipos:                  Disfonía por abuso vocal

                                               -           Disfonía por mal uso vocal.

                                               -           Fonoponosis.

                                               -           Disfonías infantiles. 

           

            CAUSAS.                            Hablar con tono superior a lo normal

                                                         Gritar.

                                               -           Carraspear.

                                               -           Toser frecuentemente.

                                               -          Cantar inadecuadamente.

                                               -          Inhalar polvo, humo de tabaco y gases irritantes.

                                               -          Abusar del alcohol.  

 

DISFONÍA ORGÁNICA.  Es la lesión de la voz provocada por una lesión anatómica en el sistema fonatorio.

 

            Puede estar producida por:

                                               - Inflamación: edemas.

                                               - Infección.

                                               - Artritis o artrosis.

                                               - Enfermedades del aparato respiratorio.

                                               - Enfermedades endocrinológicas

                                               - Tumores.

                                               - Alteraciones de las cuerdas vocales.

                                                - Malformaciones congénitas.

           

            CAUSAS.                  -         Nódulos.

                                               -         Pólipos.

                                               -         Inflamaciones (agudas, crónicas, específicas)

                                               -         Tumores.

                                               -         Parálisis laríngea.

                                               -         Edema de Reinke. 

 

DISFONÍA PSICÓGENA  Es la alteración de la voz producida por un trastorno psicológico.

             Nos encontramos con los siguientes tipos:

                                               -         Disfonía histérica.

                                               -         Disfonía obsesiva.

                                               -         Trac vocal.

                                               -         Fonofobia.

                                               -         Disfonía neurasténica.

                                               -         Disfonías espásticas.

 

            CAUSAS.                  -         Producidas por trastornos psicológicos.

                                               -         Neurosis

                                               -         Respuestas inadecuadas al miedo.

                                               -         Hipocondríacos.  

 

DISFONÍA AUDIÓGENA  Es la alteración de la voz como consecuencia de un déficit auditivo. El tratamiento de esta disfonía está dentro de la terapia logopédica global que requieren este tipo de pacientes y cuyo principal objetivo no es el tratamiento de la disfonía en sí, sino de la emisión de sonidos inteligibles del habla. 

 

DISFONÍA TRAUMÁTICA Es la disfonía provocada por un traumatismo externo (accidente de tráfico, agresión con objeto punzante…) o interno (intubación intracraneal, tubos nasogástricos permanentes…)  

TABLA 1. Clasificación etiológica de la  disfonía

 

ORGÁNICAS

 

A. Congénitas (sulcus, membrana laríngea,

quiste intracordal epidérmico, etc.)

 

B. Adquiridas

Traumáticas

Inflamatorias

Neoplásicas

                    1. Benignas: nódulos, pólipo,

                        granuloma, edema Reinke, quiste

                        mucoso, papilomas,etc

                    2. Displasias epiteliales

                    3. Malignas

 

C. Endocrinológicas

 

D. Neurológicas/neuromusculares

 

E. Post-quirúrgicas

FUNCIONALES

A. Sin componente psicógeno

Con hipofunción

Con hiperfunción

Puberfonía/Muda vocal incompleta

 

B. Con componente psicógeno

Disfonía Conversiva

Trastornos Ficticios

PSIQUIÁTRICA MIXTAS

 

 

   

2.   ¿A QUIÉN AFECTA Y CUALES SON SUS CAUSAS?

 

Niño    El sonido emitido por el niño desde el nacimiento, puede ser alterado en ocasiones, por algunas malformaciones laríngeas o trastornos neurológicos. La vocalización pre lingüística del niño normal, se produce a través de la creación de sonidos entre las 6 y 8 semanas de vida, que semejan las vocales. A los 9 meses, el niño ha aprendido la entonación de la madre y produce palabras. A lo largo de este periodo de tiempo, podemos diagnosticar algunas alteraciones laríngeas que pueden modificar la producción de los sonidos. Se trata fundamentalmente de malformaciones congénitas como las membranas laríngeas, angiomas o alguna otra alteración más infrecuente. En edades más avanzadas, pueden aparecer papilomas laríngeos, originados por una infección viral. Cuando el niño ya habla, pueden empezar a presentarse alteraciones relacionadas en la mayoría de los casos por hiperfunción vocal, y de ellas la más frecuente es constituida por los nódulos de las cuerdas vocales.  El tratamiento de esta patología en la infancia se limita a enseñar al niño a evitar forzar la voz, complementando esto  en la preadolescencia con rehabilitación foniátrica.  Una forma de disfonía fisiológica es el cambio de voz que se produce en varón adolescente. Esta puberafonia, aparece a una edad inconstante entre los 15 y 18 años. En el caso de persistir no obstante más allá de esta edad una voz infantil, debe realizarse una valoración por el especialista, para descartar la existencia de una patología laríngea que condicione la ausencia de mutación de la voz.

 

Adulto.

            En el adulto la mayoría de las disfonías, son causadas por hiperfunción vocal.  Afecta más a las mujeres que a los hombres¸ relacionandose con el esfuerzo o abuso vocal, los profesionales de la voz son los que  consultan con el especialista mas precozmente, siendo los profesores el grupo más afectado. Esta hiperfunción, es origen de patologías como los nódulos de cuerdas vocales, los pólipos o el edema de cuerda vocal. Es siempre importante descartar una lesión neoplasica, muy especialmente en pacientes fumadores.

 

3. SINTOMATOLOGÍA

 

            Con el término disfonía se engloban distintas sintomatologías.

            Un paciente puede presentar “cansancio o fatiga vocal”, esto es, cambios en el tono o rango vocal al usar su voz por periodos largos. Esto se puede observar en casos de disfonía de tipo músculo - tensional, patología broncopulmonar, patología neuromuscular en sus etapas iniciales (ej: Miastenia Gravis), o agotamiento físico o afectación  del estado general del individuo secundario a una enfermedad sistémica.

 

            El escuchar la voz del paciente puede orientar hacia la causa subyacente  de la disfonía. La voz disfónica puede presentar diferentes características, siendo las más frecuentes la “voz aérea” (voz con exceso de escape de aire, sugiriendo un insuficiente cierre cordal; característico de parálisis cordales o masas de cuerda vocal que impiden el cierre de las mismas durante la fonación) y la “voz rasposa” (secundaria a alteraciones

del borde libre de la cuerda vocal, producida por laringitis, pólipo o nódulo cordal, entre otros). También está la “voz tensa”, apretada, que tiene su máxima expresión en las distonías laríngeas; y la “voz asténica” o cansada, débil, frecuente de encontrar en pacientes hospitalizados por periodos largos, con pérdida de peso y masa muscular.

           

            Las alteraciones del volumen también pueden ser una causa de consulta. Esto puede ser por la imposibilidad de hablar o cantar a volumen elevado, o bien, por dificultad para hablar o fonar suavemente. Habitualmente, esto se debe a un problema a nivel de las cuerdas vocales o de técnica vocal. Sin embargo, se debe tener presente los problemas neurológicos (paresia o parálisis cordal).

 

            Odinofonía es la presencia de dolor al hablar. Habitualmente, se asocia a otros síntomas como disfonía, odinofagia, cansancio vocal. Se puede presentar en las disfonías músculo tensiónales en las que se ha generado una úlcera de contacto a nivel de cara interna de aritenoides o apófisis vocal debido a hipertonicidad laríngea, en los casos de artritis de la articulación cricoaritenoidea, infección, o irritación laríngea secundaria a ácido gástrico.

 

            En los cantantes, un incremento en el tiempo que destinan a vocalizar como parte del calentamiento vocal, es un signo que puede indicar alteración a nivel cordal, irritación laríngea por reflujo faringolaríngeo.

 

4. EVALUACIÓN Y DIAGNOSTICO

1ª DIAGNOSTICO: El diagnostico de la disfonía  lo llevara a cabo  el médico  foniatra, mediante  una rigurosa   Anamnesis o estudio de la historia clínica  del  paciente una  serie  de preguntas sobre los  síntomas  como  son:

·         Tipos de síntomas

·         Momento de la aparición

·         Intensidad

·         Afectan o no  en el desarrollo de la vida cotidiana.

 

El estudio  se completara  mediante  pruebas  de diagnostico, endoscopias laríngeas llevadas a cabo por parte del médico  otorrinolaringólogo (O R L)   o por el médico foníatra,  que serán:

·         Laringoscopia  indirecta, se realiza en la misma consulta, utilizando un espejito laríngeo y una luz frontal. Da una buena calidad de visión, pero no se puede realizar a todos los pacientes y tiene puntos ciegos.

·         Nasofibroscopía,  mediante endoscopia  de fibra óptica flexible que se introduce a través de la fosa nasal, logrando una visión de todo el tracto vocal. Es una buena herramienta para la evaluación ya que permite que el paciente pueda hablar o cantar durante la exploración.  El paciente puede observar a  través de una cámara y un monitor su laringe y entender la alteración que provoca su disfonía por mal uso vocal.

·          Video estroscopia: Esta prueba  muestra  las cuerdas vocales aumentadas de tamaño, esta técnica sirve para poder descartar   la existencia  de otras patologías asociadas  y confirmar  el diagnostico  inicial  de las disfonías

·         Endoscopía rígida,  se realiza a través de la cavidad oral con una óptica de 70º o 90º que permite visualizar las cuerdas vocales. El paciente debe estar sentado, traccionando la lengua hacia fuera y diciendo una “i” o “e”. Permite ver las cuerdas vocales con gran detalle, detectando microlesiones, que pueden escapar en la endoscopia flexible.

·         Luz estroboscópica, es una luz especial, intermitente, que a través de un efecto óptico permite evaluar la onda mucosa o vibración de las cuerdas vocales.  

            También hay otras herramientas que ayudan a la evaluación inicial del paciente disfonico, como son:

·         Análisis Acústico de la voz, basado en software que mide diferentes variables de la voz.  Su principal utilidad es la comparación en el mismo paciente pre y post tratamiento, ya sea fonoaudiológico o quirúrgico. Es un elemento de medición objetivo.

·         Electromiografía laríngea, es útil en el estudio de la cuerda vocal inmóvil, certificando la implicación neurogenica del nervio laríngeo recurrente o superior.

·         Fonoaudiología, no solo es terapéutica, también es diagnostica. Ayuda a determinar las causas orgánicas y funcionales en una disfonía.

 

 

EXPLORACIÓN DE LAS DISFONÍAS

 

Estas se llevaran  o se deberán  de hacer   una exploración  de tipo funcional  que nos va  a permitir  conocer el estado global  del paciente /usuario.

En el diagnostico se deberá de   hacer constar si esta es de tipo funcional  o orgánico.

 

En los estudios realizados por los estamentos  médicos  estos reflejan un colectivo que suele ser el que más   vulnerable a sufrir las disfonías funcionales  y no es otro que el colectivo de los  docentes, debido al gran uso que estos hacen del lengua oral.

 

Orientación terapéutica : En las personas adultas  las disfonías  más frecuentes   son las funcionales  crónicas ( que duren más de  cuatro  semanas ) tienen que ver con el uso inadecuado de la voz, por consiguiente  este tipo de disfonías   pueden  derivar en lesiones  orgánicas   de la laringe ( pólipos, nódulos)

 

5. TRATAMIENTO

5.1 ¿QUIÉN TRATA LA DISFONÍA?

 

 -Médico clínico o pediatra.

 

-Otorrinolaringólogo o cirujano. recibe en primer lugar al paciente. diagnostica y trata las causas inflamatorias, infecciosas, alérgicas, tumorales, etc que producen la disfonía. también es el responsable del tratamiento quirúrgico si es necesario éste.

 

-Servicio de fonoaudiología, el médico foniatra es el responsable del diagnóstico funcional imprescindible para conocer el funcionamiento de la laringe en relación con la voz y mediante el tratamiento adecuado corregir malos hábitos vocales y obtener el mejor rendimiento posible.

 

-Logopedas,  forman parte del equipo rehabilitador y son los encargados de enseñar y trabajar con el paciente técnicas respiratorias, de relajación y control muscular, de intensidad, tono , timbre y volumen en función de las necesidades vocales. los profesionales de la voz podrán ejercitar también técnicas de dicción, articulación, ritmo y velocidad del habla, entonación etc que mejorarán en general su comunicación

 

-Equipo interdisciplinario (especialista, fonoaudiólogo, profesores de canto lo lenguaje, psicólogos, etc.) 

 

5.2 LESIONES CORDALES MÁS FRECUENTES Y TRATAMIENTO

1) Nódulos vocales: es la lesión cordal más frecuente en niños y también en adultos, con predominio femenino. Resulta de abuso vocal. La presencia de reflujo faringolaríngeo es un elemento favorecedor, tanto en niños como en adultos.  La voz se escucha rasposa con exceso de aire.

El tratamiento es fonoaudiológico en la gran mayoría de los casos, logrando resolver más del 90% de los casos. Sólo un mínimo de pacientes requieren llegar a cirugía por esta condición, que consiste en la extirpación microquirúrgica

 

2) Pólipo vocal: Es la lesión cordal benigna más frecuentemente.  Se produce más en hombres en la etapa media de la vida. Se localizan en el borde libre de tercio medio de la cuerda vocal, generalmente unilateral. A mayor tamaño del pólipo, más efecto de masa en la cuerda afectada y mayor alteración en el cierre cordal, determinando mayor disfonía.

            El tratamiento es generalmente quirúrgico; sin embargo, la foniatría juega un papel  fundamental tanto pre como post operatoriamente, asociado al cese del hábito tabáquico y exposición a irritantes ambientales.

 

3) Edema de Reinke: También llamada degeneración polipoídea cordal, corditis polipoídea crónica. Se caracteriza por una acumulación de fluido en el espacio anatómico comprendido entre epitelio y ligamento vocal, también llamado  espacio de Reinke.

            Los factores causantes son el tabaquismo crónico, abuso vocal y reflujo. Los pacientes presentan una voz “grave” determinada por el aumento de masa cordal. Típica es la situación de mujeres que se quejan porque al hablar por teléfono, se les confunde con un hombre.

            El tratamiento de esta patología pasa por corregir los factores que favorecen su aparición., dejar de fumar y terapia fonoaudiológica.

4) Quiste cordal: Tenemos 2 tipos de quistes intracordales: quiste epidérmico y quiste de retención mucoso. Ambos se localizan en la capa superficial de la lámina propia. El quiste de retención mucoso se produciría por obstrucción de una o más glándulas mucosas de la superficie inferior de la cuerda vocal, por lo que su contenido es mucoso. Los quistes epidérmicos serían tanto de origen congénito como secundario a microtrauma crónico de la cuerda vocal por abuso; su contenido son detritus epiteliales y queratina.

            Generalmente, son unilaterales, aunque en los niños que presentan disfonía desde temprana edad no es raro el hallazgo de quistes intracordales epidérmicos bilaterales. Producen una voz rasposa.

            Su tratamiento siempre es quirúrgico, la fonoaudiología es fundamental como apoyo al tratamiento quirúrgico, tanto pre como post operatoriamente.

5) Granuloma: Corresponde a una lesión localizada en la porción posterior de la glotis. Habitualmente, producen disfonía leve a moderada e intermitente, sensación de cuerpo extraño faríngeo, carraspeo, tos seca y fatiga vocal.

            Hay  2 tipos de granulomas: de contacto y post-intubación.

El granuloma de contacto se suele dar en pacientes hombres con una personalidad agresiva que quieren denotar autoridad hablando en un tono anormalmente grave, presentando historia de abuso vocal.

             El tratamiento es reposo vocal más foniatría. La cirugía se plantea cuando no hay respuesta al tratamiento médico persistiendo las molestias, o frente a duda de su benignidad.

El granuloma post-intubación es secundario a intubación orotraqueal. Presenta una incidencia similar entre hombres y mujeres, no dependiendo directamente del tiempo de intubación. Es frecuente su bilateralidad.

El tratamiento es primariamente médico, con foniatría.

6) Sulcus vocalis: El término hace referencia a la presencia de invaginación o depresión a lo largo del borde libre de la cuerda vocal.  Se caracteriza por una cuerda vocal arqueada, más rígida, alterando el cierre cordal durante la fonación.  Puede ser congénita y traumática.

El tratamiento es difícil y no existe consenso al respecto. La foniatría juega un papel  muy importante en la prevención de conductas de abuso y disfuncionalidad de la laringe. La cirugía presenta resultados discretos, y debe ser conservadora.

7) Cicatriz de cuerda vocal: Puede ser secundaria a cirugía, trauma vocal crónico, inflamación, quemaduras de la vía aérea. Las cicatrices en general, y las post-quirúrgicas en particular, son difíciles de tratar.

El tratamiento incluye fonoaudiología siempre, asociada a cirugía.

8) Laringitis por reflujo faringolaríngeo: La sintomatología es disfonía matinal, tos seca que puede ser de predominio nocturno, carraspeo frecuente, sensación de cuerpo extraño faríngeo. Al examen laríngeo, se observan signos de inflamación y eritema de la comisura posterior de glotis y cuerdas vocales, e incluso edema subglótico en ocasiones (seudosulcus). El tratamiento inicial es la rehabilitación foniatra asociado con tratamiento médico, que consiste en administrar inhibidores de la bomba de protones en dosis altas, medidas generales antirreflujo y evaluación por gastroenterólogo.

 

9) Parálisis cordal: Sus posibles causas son múltiples: idiopática, viral, iatrogénica (post-quirúrgica), neurológica, tumoral, entre otras. Es fundamental aclarar la etiología antes de iniciar el tratamiento. Este consiste en manejo fonoaudiológico inicialmente. En los casos en que no se resuelva  se optara por el tratamiento quirúrgico.

 

 

5.3  OTRAS PATOLOGÍAS Y TRATAMIENTO

             Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

            Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

            También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

            Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobre todo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

5.3 TRATAMIENTO FONIATRA:

            Aunque el tratamiento está en función del tipo de disfonía, los pasos fundamentales suelen ser:

1. Relajación: total o parcial. Se pueden utilizar diferentes técnicas.

a) Total: trabajando el cuerpo entero y favoreciendo también la relajación a nivel mental.
b) Parcial: trabajando por separado cada parte del cuerpo o la zona que veamos está más contraída y afecta a la producción de la voz.

            Para la relajación, especialmente de la zona de los hombros, cuello, laringe y cara, se suele  utilizar el masaje.
            De todas formas hay que tener en cuenta que en las disfonías producidas por una relajación de los músculos de la laringe no se trabaja la relajación ya que agravaría el problema.

2. Respiración

            Es una de las fases más importantes en el tratamiento ya que suele ser la causa o uno de los aspectos que más influyen en las disfonías. Se comienza a trabajar con el paciente tumbado para posteriormente pasar a la posición de sentado y finalmente de pie.
            El tipo de respiración que se intenta conseguir es la costo-diagragmática ya que es la que permite una mayor inspiración e espiración de aire y aumenta la capacidad pulmonar del paciente.
            En esta fase del tratamiento también se suelen introducir ejercicios fonatorios durante la espiración.

3. Ejercitación muscular: del sistema bucofonatorio y musculatura asociada

            En esta fase trabajamos mediante ejercicios y masajes los músculos de hombros, cuello y cara. Estos ejercicios son una especie de "gimnasia" en la que, por ejemplo, el paciente debe mover el cuello hacia derecha-izquierda, girarlo... o abrir-cerrar la boca exageradamente, colocar la lengua en una determinada posición, etc.

4. Impostación vocal

            Es la última fase del tratamiento y la culminación de este. En ella se enseña al paciente a fonar (producir voz, hablar) correctamente coordinado la respiración y los movimientos de la boca, cuello,… necesarios evitando la contracción de los músculos innecesarios y la realización de pautas incorrectas que son las que llevaron a la disfonía.
Se enseña al paciente a escuchar su voz y emitirla en el tono e intensidad más óptimos para él.

            Pero lo más importante del tratamiento es enseñar al paciente a vigilar y controlar su higiene vocal y los malos hábitos ya que suelen ser la causa principal de las disfonías y si no los eliminamos el tratamiento será inefectivo.

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

 El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

Cómo se trata?

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

Cómo se trata?

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

 

5.4 El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

El tratamiento de los nódulos y el edema de cuerdas vocales, consiste en llevar a cabo rehabilitación foniátrica y en caso de persistir, completar ésta con la extirpación microquirúrgica.

En el caso del pólipo de cuerda vocal, el tratamiento fundamental es la exéresis quirúrgica y posterior rehabilitación foniátrica.

Asociándose en ocasiones con patología digestiva y principalmente reflujo gastroesofágico, podemos apreciar en ocasiones la existencia de un granuloma o una úlcera de contacto en el tercio posterior de las cuerdas vocales. En estos casos, el tratamiento inicial de rehabilitación foniátrica, se asocia con tratamiento médico y postural antirreflujo.

Además de la hiperfunción vocal, también puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica que se caracteriza por espasmos de la voz que impiden el flujo vocal regular, en el Parkinson, o la miastenia gravis entre otras.

Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en el climaterio.

También los procesos infecciosos pueden originar una disfonía. De ellos, el más frecuente es la laringitis, de causa frecuentemente viral y cuyo tratamiento únicamente requiere reposo de voz y en ocasiones antiinflamatorios. Entre cuadros infecciosos más específicos, causantes de patología vocal, cabe señalar la tuberculosis, o las infecciones por papilomavirus comunes también a los niños.

Finalmente, la exploración física de obligada realización en toda disfonía recidivante o que se prolongue más allá de 15 días y sobretodo si existe hábito tabáquico, puede mostrar la existencia de una tumoración de cuerda vocal. El tratamiento en este caso está condicionada por la extensión propia del proceso neoplásico.

MEDIDAS PARA CUIDAR LA VOZ

            Se pueden seguir algunas medidas saludables para prevenir los problemas de la voz o bien para mantener una voz sana:

- Beber entre seis y ochos vasos de agua al día: Mantener un buen estado de hidratación asegura una óptima lubricación de las cuerdas vocales. Por ello se recomienda reducir el consumo de aquellas sustancias que producen deshidratación, como las bebidas alcohólicas o las que contienen cafeína.

- No fumar: El tabaco produce cáncer de pulmón y garganta, en particular, y en muchos otros órganos. En concreto, da lugar a cambios permanentes en el tono de la voz, su naturaleza y su capacidad.

- No abusar o hacer mal uso de la voz: La voz no es indestructible, por lo que hay que intentar no gritar ni elevar la voz mucho cuando se está en ambientes ruidosos. Si notamos que nuestra garganta se reseca mucho o que la voz se está volviendo ronca debemos dejar de hablar.

- No aclararse la garganta a menudo: Si carraspea con frecuencia se recomienda acudir al especialista, puesto que puede estar causado por reflujo, enfermedades alérgicas y/o de los senos paranasales.

- Dormir lo suficiente: La voz es muy sensible a la falta de sueño. Dormir menos de seis horas produce predisposición a padecer lesiones vocales.

5.5 INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN EL AULA:

·         Programa de sensibilización del alumno/a (ver la importancia dentro de la educación del cuidado  de la voz)

·          Proporcionarle pautas de higiene vocal, respiración, sistema de resonancia, etc.

·          Detección temprana del mal uso vocal (se instauran en la infancia y persiste el deterioro irreversible en la edad adulta) 

DIDÁCTICA

 1º)   TEMPORIZACIÓN

§  Desarrollar un curso para conseguir una adaptación progresiva y constantemente y que lo interiorice  y realice después de forma mecánica.(ej: la respiración abdominal)

§  Ejercicios de postura corporal diarios (para corregir fallos)

§   Coordinación entre tutor, maestro de educación física y maestro de canto. 

ÁREAS Y ACTIVIDADES:

 

 AREA DE EDUCACIÓN FÍSICA  

§  La respiración abdominal.

§  Nociones asociadas a relaciones espaciales y temporales (ritmo, velocidad, etc.).o

§  La relajación (hombros, cuello. Etc.)

ÁREA DE EDUCACIÓN ARTÍSTICA (MÚSICA)

§  Emisión de la voz: respiración, articulación, entonación, etc.  

§   Hábitos fonatorios positivos.

ÁREA DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA:

§  Características de la situación de comunicación, intenciones comunicativas y formas adecuadas.

ACTIVIDADES:

Para poner en práctica tanto por el tutor/a  como por los maestros/as  de educación física y música.

ACTIVIDAD INICIAL:

§  Proyección audiovisual para observar los malos hábitos que tienen al utilizar la voz:

-     Gritos (cuando juegan en el recreo)

-     Tono de voz(para hacerse oír por encima de compañeros)

-     Gritos de alegría( cuando los compañeros marcan gol)

-     Tono empleado en discusiones.

-     Forma de llorar cuando están enfadados…

§  La postura corporal,  Ejercicios de gimnasia postural (formas correcta de sentarse, etc.). Buenos hábitos posturales( cuello, músculos faringios-fonatorios)

§   La relajación  Relajación sobre los órganos que intervienen en la emisión de voz.  Realización de ejercicios específicos según la zona que queramos trabajar, ej.         

          HOMBROS:    Somos marionetas. Movimientos rotatorios, etc.

           CUELLO:   Apretar dientes y soltar.

            LENGUA, LABIOS Y PALADAR:  Bostezar.  Dar besos.  Sostener pajita entre los labios, etc. 

§  La respiración: Aprender a respirar correctamente (torácico-abdominal):            1º) Respiración bucal: soplar largo rato (ej: soplar globos). 

      2º) Respiración nasal.               

      3º) Aprender a inspirar. Juegos de inspiración y expiración: “FIESTA DE GLOBOS”  Repartir globos de dos colores en dos grupos( un color por grupo)  Dar señal para empezar a inflar y parar a la siguiente señal  Ganará el grupo que haya inflado más globos.“JUEGO DE COMPETENCIAS:   Trazar una línea en el suelo.  Todos con un papelito en la mano.  Al oír la señal inspirar profundamente hasta pegar papelito a la nariz.  Ganará el que recorra más espacio sin que se le caiga el papelito.

METODOLOGÍA:

 La metodología será activa, haciendo al niño/a protagonista del aprendizaje, con una perspectiva globalizadora y orientada hacia unos fines concretos y situándolos en un contexto que permitan su significatividad y funcionalidad.
   

 

WEB GRAFÍA:

-              http://www.foniatriabielsa.com/index.php?section=catalogo

                 CENTRO MEDICO DE FONIATRÍA Y LOGOPEDIA S.L. 2007

-              http://www.clinicalascondes.com/areaacademica/pdf/MED_20_4/477_DISFONIA.pdf

MANEJO Y TRATAMIENTO DE LA DISFONÍA EN NIÑOS Y ADULTOS:

REV. MEDICA.indd 485

-              http://www.cun.es/areadesalud/tu-salud/cuidados-en-casa/cuidemos-nuestra-voz/

CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA, ÁREA DE SALUD, CUIDEMOS NUESTRA VOZ.